Carmen Cobos (The Plains, Virginia): “Valoraréis más vuestro país y la gente que queréis”

80727229_Copy_of_home_sweet_home.2451702Durante mis primeras semanas en Estados Unidos, una de las cosas que más me impresionaron fue la simpatía y amabilidad de la gente. No digo que en España no lo sean, voy a poner un ejemplo: si a una chica del colegio le gustan tus zapatos, no tendrá ningún problema en decírtelo aunque no te conozca de nada. ¡Sienta super bien que una desconocida te de un cumplido! Otro ejemplo es cuando entras en una tienda o restaurante. La gente que trabaja allí está todo el rato sonriendo, preguntándote e interesándose por ti. Incluso te contarán algo gracioso que les haya pasado ese día. Todo el mundo dice que lo hacen porque cuando los contratan, ser así es una de las cosas que están obligados a hacer, pero es que lo hacen tan bien que yo creo que son amables de por sí.

Otro de los mayores choques culturales que he tenido durante este año ha sido el patriotismo. Todas las casas tienen una bandera de Estados Unidos en la puerta. En el instituto, hay una en todas las clases. Todo el mundo se sabe el himno. Ningún partido del instituto puede empezar sin que todos (jugadores y audiencia) lo canten mirando la bandera y con la mano derecha sobre el corazón. La mayoría de ellos tienen camisetas, pulseras o pantalones con la bandera estampada. Todos adoran su país y están orgullosos de él, ¡y no los culpo! Este país es definitivamente increíble.

387551_10200671341088622_1412762382_nEste tipo de cosas me han sorprendido mucho y han hecho que este país me guste mucho, pero jamás me he olvidado del mío. Desde el primer día me he preguntado cómo serán las cosas cuando vuelva a España. ¿Habrán cambiado mucho? ¿Habré cambiado yo? Son preguntas que nunca dejo de hacerme. Mucha gente me pregunta qué voy a hacer cuando llegue a casa. Sinceramente, no tengo ni la menor idea. Posiblemente pasar tiempo con las dos personas a las que más hecho de menos: mi padre y mi madre. Aunque aún me pregunte si las cosas habrán cambiado cuando vuelva, he de decir que tampoco me preocupa mucho. Ya saldrán las cosas como tengan que salir. Aunque voy a echar de menos este sitio, tengo ganas de volver a casa. Echo muchísimo en falta a mi familia y a mis amigos, ¡no puedo esperar para verlos!

Esta experiencia ha valido muchísima la pena. A esas personas que estén dudando entre si venir o no, lo aconsejo con toda seguridad. Ha sido uno de los mejores años de mi vida. He conocido a gente estupenda que nunca voy a olvidar y se puede decir que ¡soy casi bilingüe! A parte, siento como si hubiera madurado. Mi consejo es que no os preocupéis y disfrutéis al máximo mientras estéis aquí porque el tiempo pasa rapidísimo. Y cuando volváis os daréis cuenta de lo valioso que es vuestro país, y todo el cariño que le tenéis a esas personas que queréis. Esa es una de las cosas más importantes que he aprendido aquí y que jamás olvidaré. Sí, me voy en 15 días, pero esto no es un “adiós” a Estados Unidos porque volveré. Eso seguro.

American-Flag

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com