Carlos “La pequeña hija, de pronto pasa a ser bastante autónoma” //Año académico en Irlanda

Carlos, nos escribe sobre la experiencia de un año académico en Irlanda, desde el punto de vista de padre. 


La decisión inicial es difícil, hay que pasar un pequeño proceso de mentalización, es nuestra pequeña y se marcha a un país extranjero, con un idioma diferente, con una comida, clima y costumbres muy distintos, y, sobre todo, va a convivir durante mucho tiempo con una familia de la que no sabemos nada. Aquí confiamos plenamente en la experiencia y el criterio de British, por eso os elegimos, creo que es el punto crítico, la familia, que ha sido un acierto al 100%,  y el sentirnos seguros de que ante cualquier eventualidad ahí estará vuestra organización para resolverlo.

Una vez iniciado el curso, los primeros días fueron algo duros, Alicia estaba triste y con mucha añoranza, pero era algo que esperábamos, aunque no por eso fue más sencillo, notábamos el vacío que dejó en casa, su habitación vacía, sus abrazos, su risa, sus besos. Estos momentos iniciales fueron difíciles para todos, aunque gracias a que cada día podíamos hacer video conferencia con ella, lo llevamos bastante mejor que si no hubiese sido esto posible.

Tras la adaptación inicial, todo ha sido muy fácil, especialmente por la gran familia que ha acogido a Alicia, que ha sido fantástica. Hemos estado muy tranquilos en todo momento, en comunicación diaria, quizás excesiva para una correcta inmersión pero que nos permitía hacerlo más llevadero.

La experiencia ha sido muy positiva en el aspecto personal, hemos visto cómo se ha adaptado, cómo ha convivido, cómo  ha crecido,  se ha desarrollado y ha acelerado su proceso de madurez. Si bien, esto supone para los padres ver cómo su pequeña hija, dependiente para casi todo, de pronto pasa a ser bastante autónoma y es capaz de gestionar muchas circunstancias sin nuestra presencia, dejamos de ser imprescindibles para todo, es capaz de muchas cosas ella sola, ¿ya no nos necesita?. Se ha hecho mayor más rápidamente de lo esperado/deseado.

La hemos visitado, hemos conocido su pueblo y familia “adoptiva”, nos ha hecho de guía, de traductora, ahora era ella la que nos ayudaba a nosotros, no al revés, y nos sentíamos muy orgullosos.

Para no extenderme más, ha sido una magnífica experiencia para todos, la recomendamos a todos los padres y les animamos a que sean generosos y den a sus hijos la oportunidad de vivirla.

Aunque no quiero terminar sin pediros que intentéis mejorar lo siguiente: en el colegio, en sus clases, había casi más españoles que irlandeses, lo que ha hecho que la inmersión y los objetivos del curso no se hayan alcanzado totalmente, desde nuestro punto de vista.

Un saludo


Gracias Carlos por el feedback, y siempre nos enriquece escucharlo.  Tomamos nota de él para los futuros programas de año académico en Irlanda. 

You may also like...

1 Response

  1. jueves 1 septiembre 2016

    […] Carlos Romera , padre de Alicia (podéis hacer click para leer el post completo) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com