Las principales normas a seguir al realizar estudios en Estados Unidos

Muchos son los jóvenes que toman la decisión de emigrar a Estados Unidos con el objetivo de completar sus estudios superiores en unas universidades que ofrecen una formación de calidad. Antes de preparar la maleta y poner rumbo a tierras americanas debemos conocer previamente las normas a seguir para estudiar en EEUU.

Cada vez son más las familias que deciden viajar a la primera potencia mundial en busca de un mejor trabajo, unas mejores condiciones sociales y un porvenir para sus hijos. Por eso, padres y madres, queremos mostraros el listado de normas y requisitos que debéis conocer tanto si queréis mandar a vuestro hijo a Estados Unidos a completar sus estudios superiores o a perfeccionar su inglés, como si queréis que la educación de vuestros pequeños se realice íntegramente en territorio norteamericano. Por eso nos preguntamos, ¿es difícil estudiar en EEUU?

Si el motivo de nuestro viaje es estudiar el idioma o bien completar nuestra formación universitaria o realizar un máster de nuestra especialidad, entonces lo primero a tener en cuenta será el pasaporte. En los últimos años, la normativa ha cambiado y ahora todo aquel ciudadano de la Unión Europea que desee viajar a Estados Unidos deberá contar con un pasaporte de lectura electrónica con foto digitalizada. El Programa de Exención de Visado nos permite no necesitar este documento en caso de que nuestra estancia en el país norteamericano sea inferior a 90 días, aunque en el caso de aquellos que marchan a estudiar a EEUU sí que será necesario solicitar la Visa F-1 (Visa de Estudiante a Tiempo Completo) o la Visa J-1 (Visa de Intercambio Educacional y Cultural). La obtención de cualquiera de estas visas dependerá también de demostrar ante la embajada que se cuenta con los recursos para financiar sus estudios sin necesidad de trabajar.

Padres y madres, ¡estad tranquilos!, porque vuestro hijo va a estudiar. Generalmente, las autoridades migratorias prohíben que los emigrantes con Visa F-1 o la Visa J-1  trabajen mientras están estudiando. No obstante, existen algunas formas para poder trabajar y estudiar en EEUU a la vez sin incumplir las normativas, evitando ser deportado nuevamente al país de origen.

Algunas universidades o institutos estadounidenses permiten a los estudiantes extranjeros trabajar dentro del campus universitario durante el primer año académico realizando tareas sencillas en áreas como cátedra, biblioteca, administración o áreas verdes. A pesar de que el sueldo será bajo, estaremos exentos de pagar la matrícula. Otro caso es el de los programas de educación cooperativa entre universidades y empresas. Conocido como Co-Op, este programa permite al extranjero estudiar y trabajar fuera del campus universitario, percibiendo un salario acorde al mercado laboral. No obstante, para poder acceder a este programa tendremos que mantener un promedio mínimo de notas y tener autorización del consejero estudiantil. Estudiar en EEUU puede ir de la mano de trabajar siempre y cuando se presentasen motivos excepcionales: crisis económica en el país de origen o gastos por tratamiento médico. El permiso para trabajar se presenta ante el Servicio de Inmigración, pero primero deberá ser aprobado por el consejero académico para estudiantes extranjeros.

En el caso de las mujeres que quieran estudiar en EEUU, también merece especial mención el programa de intercambio estudiantil Au Pair. Está dirigido a mujeres jóvenes que deseen trabajar como niñeras en Estados Unidos, donde además de alojamiento, recibirán alimentación y un sueldo por parte de la familia empleadora.

Si lo que queremos es que nuestros hijos estudien desde pequeños en EEUU, debemos saber que la enseñanza pública en dicho país es gratuita, aunque la asistencia a clase hasta los 16 años es obligatoria. Los padres deberemos pagar unos impuestos federales y estatales sobre la renta para financiar las operaciones de las escuelas. De igual modo, en el caso de las escuelas privadas, mayoritariamente religiosas, deberá de abonarse una matrícula. Los documentos que nos exigen para que nuestros hijos puedan estudiar en una escuela de EEUU son: el historial médico de cada hijo y documentos que prueben que residimos en el lugar donde está ubicada la escuela. Si nuestro pequeño no habla inglés no es un problema, pues cada escuela se encargará de colocarlos en un programa adecuado a su nivel.

Si sus hijos no se han graduado en la escuela secundaria al cumplir 21 años, podrán entonces matricularse en clases de educación para adultos con el fin de obtener un certificado de Desarrollo Educativo General (General Educational Development – GED) en vez de un diploma de escuela secundaria. Pese a los rumores, estudiar en EEUU es estudiar en escuelas seguras, con una alimentación nutritiva y donde el coste de los libros correrá a cuenta de la propia escuela.

Ya lo saben. Además de controlar lo que se introduce en la maleta para evitar ser sometido a un control exhaustivo en el aeropuerto al llegar a EEUU, existen vías para trabajar y estudiar en EEUU a la vez.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com