1 MES

Tengo 15 años y hace un mes llegué a New Brunswick, Canadá con el propósito de permanecer aquí un año escolar (10 meses). Vivo a unos 15 minutos en coche de un pueblo muy pequeño donde apenas hay tiendas.

El primer mes ha sido una aventura; cada día pasa algo. Ni siquiera tengo tiempo de pensar en mi familia o mis amigos en Barcelona pues cada día hay algo que tengo hacer.

Mi familia me trata de maravilla; es un poco raro porque no les puedo tratar como si fueran mis padres pero ellos me tratan como una hija. Tengo tareas y ayudo en casa. Tengo habitación y baño para mí, cosa que me da mucha privacidad y eso me gusta mucho. Tengo una “hermana” de 13 años y nos llevamos muy bien. Hablo con mis “padres” cada día cuando hacemos la cena y me gusta mucho como me olvido del móvil y me dedico a tener una conversación.

En cuanto a la escuela debo decir que no estoy encantada pues en las clases nos hablan de temas que estudié hace dos años. Intenté que me subieran de nivel pero solo conseguí que me subieran a un curso más de matemáticas. El profesor de mates nos ha dicho a mí y a mi amiga que tenemos un nivel bastante superior al resto de la clase pero que él no puede hacer nada al respeto. No me gusta ir al colegio porque siento que no aprendemos nada y estoy todo el rato aburrida.

En cuanto a la gente de Canadá, debemos ir en cuidado porque no son muy buenas influencias. Por suerte, nos llevamos genial entre los alumnos internacionales y hemos hecho muy buenas migas.

Hay actividades organizadas para todos los alumnos internacionales, como ir a visitar el Acadien Village, ir a pescar o ir a comer pizza.

Una cosa que me cuesta mucho superar es no vivir en una ciudad; no tener transporte público y depender de que tus padres te lleven a todas partes en coche, no poder quedar con tus amigos cuando quieras porque necesitas que alguien te lleve.

La comida es muy dulce y la gente come mucha cantidad y, en general, poco saludable. Estoy haciendo un esfuerzo para no comer demasiado e intento comer sano.

Esto solo acaba de empezar pero este mes ha sido increíble y he conocido gente muy interesante y de distintas partes del mundo. Estoy muy feliz de haber venido aquí. Este mes ha pasado volando, parece que ayer mismo me estaba presentado a mi familia y hoy ya son mis amigos. Cada día me levanto con una sonrisa en la cara.

Mireia Gargallo

Mi experiencia de un año en New Brunswick, Canadá.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com